Seguinos

Familias

¡Qué familia! Los Bilbao de Liniers

Cumplió con la hora exacta de la cita.

—Buenas tardes —dijo.

Y enseguida empezó con una recorrida por su Liniers. Vestuarios, gimnasio, pileta, canchas…

Con un orgullo bien “chivo” el hombre que perdió su nombre nos mostró su club. El José María ya no existe en la avenida Alem 1.089. Él es Pato Bilbao para todos.

Y la pasión se trasladó. Sus hijos Marcos y José Joaquín lo acompañaron para hablar de la pasión albinegra.

Lucas y Pablo no viven en la Argentina, pero seguramente andan por el mundo contando sobre su amado Liniers.

Si querés ver el video en pantalla completa o en la aplicación de YouTube hacé clic acá.

Si te gustó este contenido y lo que hacemos en el sitio, podés colaborar con nosotros en este enlace.

Familias

¡Qué familia! Los Molina de Sansinena

Sansinena nació hace 114 años. Su nombre surgió del frigorífico que le daba trabajo a la mayoría de las familias de General Cerri.

A más de un siglo de aquel momento, la idea fue saber la vida de “el club” de la localidad. Y lo mejor fue que lo cuente un Molina.

Casi siempre hubo un Molina en la historia de Sansinena. Como el “Rompe” que vivió en el club y era el que preparaba el mejor mate cocido de Cerri.

Si querés ver el video en pantalla completa o en la aplicación de YouTube hacé clic acá.

Si te gustó este contenido y lo que hacemos en el sitio, podés colaborar con nosotros en este enlace.

Seguir leyendo

Familias

¡Qué familia! Los Deminicis de Estrella

¿Por qué dicen que son raros? ¿Qué significa esa camiseta colgada en lo alto del Luis Álvarez? ¿Qué recuerda Mili de la mejor camada del club Estrella? ¿Dónde está el histórico 504 de papá?

Todo eso responden Emiliano y Luciano Deminicis… Y también por qué Damián faltó a la cita.

Si querés ver el video en pantalla completa o en la aplicación de YouTube hacé clic acá.

Si te gustó este contenido y lo que hacemos en el sitio, podés colaborar con nosotros en este enlace.

Seguir leyendo

Familias

¡Qué familia! Los Grippo de Olimpo

Cuando Olimpo empezó a pensar en divisiones de menores bien formadas, 3 hermanos ya estaban dando vueltas por el Norberto Tomás. Después se sumó el más chico. Y ya no hubo dudas: decir Grippo es pensar en el básquetbol de Olimpo. Contaron cómo llegaron al club, esos primeros años con cancha de baldosas y sin techo, cómo es cada uno… y hasta una solución de papá para que los más grandes se dejen de pelear.

Para verlo en mejor calidad (sobre todo si tenés IOS) hacé clic en este enlace

Si te gustó este contenido y lo que hacemos en el sitio, podés colaborar con nosotros en este enlace.

Seguir leyendo

Más vistos